El danés es un idioma complicado de entender para hablantes castellanos. Se trata de una lengua escandinava que deriva de las lenguas germánicas, pareciéndose solo al castellano en que ambas son una derivación conjunta de las lenguas indoeuropeas. Traducciones profesionales al Danés y Castellano.

Una lengua complicada

Sin embargo, el hecho de que el danés no provenga del tronco común del latín genera dificultades añadidas para su correcta traducción al castellano o la traducción al danés de un texto en español.

En primer lugar, el danés dispone de tres vocablos que se salen del alfabeto latino: Æ, Ø y Å. Además, la ‘r’ danesa es muy distinta a la pronunciada en castellano: es muy profunda y se pronuncia “hacia atrás”, aspirando en la garganta. Otra particularidad del danés es la ‘d’, que se pronuncia de forma mucho más suave que en las lenguas romances.

Traducción profesional al danés

Pero para una correcta traducción al danés, sin duda lo más difícil de comprender es su sistema vocálico. El castellano dispone de las 5 vocales ya conocidas, algo totalmente diferente en el danés. Como cualquier empresa de traducción sabe, en este idioma se utilizan hasta 14 fonemas vocálicos:

– Distinguen en primer lugar entre vocales cerradas (altas) y abiertas (bajas), pero tienen también semicerradas, semiabiertas e intermedias.

– Por si fuera poco, están las vocales anteriores y las posteriores. Cada una de ellas puede estar o no redondeada, y para colmo de complejidades, existen también las vocales centrales, todas ellas abiertas o semiabiertas.

– Con las consonantes ocurre buena parte de lo mismo. De nuevo se entra en una gran complejidad a la hora de traducir determinadas palabras, dependiendo del uso que tenga la consonante en ese término: oclusivas, bilabiales, parentales, palatales, fricativas…

Empresa de traducción | danés - castellano - español

Quizá la gran virtud que se puede “salvar” de obtener una traducción algo similar a la real sea que el danés dispone de muchas palabras que son similares o iguales a como se escriben en inglés. Ocurre así con ‘notebook’, ‘loft’ o ‘restaurant’. Esto es así porque los pueblos daneses invadieron Inglaterra en el siglo XI y formaron sus primeras dinastías monárquicas.

Traducciones profesionales al danés

En consecuencia, realizar una traducción al danés es harto complicado. Es por ello que la mejor opción, en especial si el texto a traducir es de carácter oficial (un título, un contrato de trabajo, una aplicación para obtener una beca o ayuda al estudio) es recurrir a traductores profesionales.

Una agencia de traducción trabaja con profesionales nativos que dominan a la perfección su lengua de origen y trabajan adaptando textos al castellano. Son traducciones que, en el caso de los documentos oficiales, están respaldadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. El traductor actúa como un notario, dando al documento expedido en danés una validez similar a la del original en castellano.

Sin embargo, también en el caso de documentos sencillos en castellano, son recomendables las traducciones profesionales al danés. ¿Puede un traductor que no sea profesional no cometer errores con tan intrincado sistema lingüístico? Entre danés y castellano hay las suficientes diferencias como para no arriesgarse a obtener una mala traducción de la que pueda depender un puesto de trabajo o una plaza universitaria.