In Blog de Traducción

Aprender a hablar alemán es una tarea que para muchos puede resultar compleja. Sin embargo, es más que necesaria, ya que se trata de una de las lenguas más demandadas en entornos de trabajo internacionales. Dado que el centro económico de Europa está en Alemania, esto tiene mucho sentido.

A la hora de aprender el idioma, los hablantes de castellano y de otras lenguas latinas se encuentran con algunas dificultades salvables. Con el estudio y la práctica, resulta sencillo minimizar estas faltas. A continuación se muestran algunos de los errores más comunes al aprender a hablar alemán.

Fallos comunes al hablar alemán

Como en todas las lenguas, hay dificultades que aparecen para los nuevos hablantes. Sin embargo, identificarlas es el primer paso para superarlas. Se trata de cuestiones relacionadas con la parte verbal y gramatical, entre otros ámbitos.

Pensar en castellano y traducir al momento

Este error aparece no solo en esta lengua, sino al intentar aprender cualquier idioma. Es recomendable no forzar las traducciones desde el castellano ya que, a veces, pueden salir traducciones literales que no tienen sentido. Realizar este proceso cada vez puede ralentizar mucho al hablante. Para solventarlo, es mejor habituarse a la lengua e intentar pensar en conceptos y no tanto en palabras en sí.

Ordenar las palabras

A diferencia del castellano, requiere de una colocación específica del sujeto según aspectos de la gramática. Para hacer esto bien, conviene aprenderse bien las normas y leer literatura. Es una manera sencilla y entretenida de ir interiorizando las diferentes estructuras del habla.

El orden de las palabras es uno de los obstáculos más frecuentes cuando se realizan traducciones profesionales al alemán debido a que puede suponer un problema para personas que no dominen el idioma a la perfección.

Las preposiciones

Las preposiciones son complejas y actúan de una manera diferente. A muchos les llama la atención que la traducción de éstas no siempre es literal, ya que una misma preposición puede usarse con varios objetivos. Conocer el significado exacto de cada preposición en alemán puede resultar especialmente complejo durante los primeros compases del aprendizaje del idioma.

Lenguaje formal y familiar

El problema suele agravarse porque al cambiar de contexto, la propia estructura de la frase e incluso el verbo pueden verse afectados. Al igual que con otros problemas, leer libros en los que aparezcan ambos registros puede ayudar a diferenciarlos bien. Cuando hay que traducir libros para editoriales es especialmente importante conocer y respetar las diferencias del lenguaje.

Umlauts, es decir, dos puntos sobre una letra

A pesar de su nombre complejo, esta palabra hace referencia a los dos puntos que llevan algunas vocales encima. Estas pasan a ser vocales distintas, con pronunciaciones diferentes. Al pronunciarse de otra manera, también cambia el sentido de la palabra, por lo que es importante recordar poner estos dos puntos siempre que se requiera.

Al igual que ocurre con las tildes en castellano, puede costar recordar la utilización de los umlauts sobre las palabras que lo requieran pero, con el tiempo, nos acostumbraremos a usar está particularidad tan concreta del idioma alemán.

Hablar alemán correctamente | Empresa de traducción

Las diferentes puntuaciones y contracciones

Además de las palabras existentes, este idioma permite deformar algunas de ellas para facilitar, en principio, la comprensión de las frases. Como agencia de traducción profesional hemos comprobado que a los nuevos hablantes esto no les parece tan fácil. A la hora de utilizarlas, se recomienda esperar a tener ya un buen nivel. Así se ahorran problemas y malentendidos en los inicios. Sin embargo, es importante tomar nota cuando empleen estas formas hablantes nativos.

Los verbos haben y sein

‘Haber’ y ‘Ser’ serían las traducciones en español. A priori, no parece muy difícil e incluso se parecen sensiblemente al castellano, pero se trata de dos verbos irregulares que funcionan como verbo auxiliar. Al utilizarlos para formar verbos en pasado se tendrá que saber qué palabra va con cada acción. Haben se utiliza para cosas que no se mueven y Sein para las que sí.

En la inmediatez de las conversaciones cotidianas, muchas personas confunden estos verbos y los mezclan a la hora de hablar del pasado. Lo bueno en este caso es que Sein se utiliza mucho menos que Haben.

Evita problemas con un profesional

Estos son algunos de los problemas más comunes a la hora de aprender a hablar alemán. Para traducciones sin errores y fiables, es fundamental contactar con Online Traductores.

En nuestra agencia también ofrecemos servicios de interpretación simultánea y traducciones para empresas que pueden ayudarle en su día a día.

Martin Lutero | Online TraductoresHistoria del origen del idioma francés