In Blog de Traducción

Los vídeos y cortos son cada vez más frecuentes tanto en redes sociales como en el ámbito empresarial. Ahora, personas de todo el mundo pueden comprender recursos creados en cualquier parte del mundo o en cualquier idioma gracias a los vídeos con subtítulos. Al margen de permitir su comprensión para personas de otros países, también llegan con más facilidad a los usuarios de redes sociales que ven los vídeos sin volumen o a los colaboradores profesionales que necesitan ver vídeos en su puesto de trabajo.

Vídeos con subtítulos: más interacción en redes sociales

Hoy en día, los subtítulos son un ingrediente importante para cualquier vídeo que vaya a circular en redes sociales. Ya sea un vídeo comercial breve, una escena de Tik Tok de un usuario o una presentación más extensa, los subtítulos pueden marcar la diferencia con las interacciones.

Según las cifras de Animoto, el 39 % de los usuarios tienen más probabilidades de terminar los videos con subtítulos (Animoto). Se trata de una importante estadística que da cuenta de la importancia de las transcripciones para aumentar los porcentajes de visualización.

Asimismo, los subtítulos amplían el alcance del vídeo y le permiten llegar a un público más variado. Facilitan el seguimiento de los espectadores y aumentan el recuerdo del contenido una vez que finaliza el vídeo en comparación con las versiones sin subtítulos.

El engagement también se incrementa. Los usuarios reaccionan con más frecuencia a vídeos con subtítulos. Al comprender el contenido indistintamente de que hayan activado el sonido o no, tienen la posibilidad de enterarse de lo que están viendo y abrir un debate en torno al tema del vídeo o interaccionar con la publicación.

Aumenta el impacto en el usuario

Incluso aunque un vídeo sea impactante, puede no ser suficiente para captar la atención de un público saturado de opciones similares. Pero si su vídeo incluye palabras que resuenan en la mente del espectador, y esas palabras son lo suficientemente potentes y reconocibles, el vídeo tiene muchas más posibilidades de tener un impacto aceptable.

Tal como indica Digiday: el 85 % de los videos de Facebook se ven con el sonido apagado (Digiday). En función del lugar donde se encuentren, los usuarios pueden preferir mantener el móvil sin sonido para no molestar a los demás o, simplemente, porque les molesta el ruido. En cualquier caso, estas personas también son parte de la audiencia y merece la pena conectar totalmente con ellas.

Finalmente, la accesibilidad es otro aspecto para considerar. Si bien hay personas que pueden elegir entre ver una publicación con sonido o sin él, otras no tienen esa opción. En ocasiones, parte de la audiencia necesita el subtitulado. Según ACCEDES, solo en España hay más de un millón de personas sordas. Los subtítulos ayudan a aquellos que no pueden escuchar el sonido a comprender lo que está sucediendo. Sin transcripciones, esta parte de la población se perdería el contenido, una consecuencia injusta, en cualquier caso.

subtítulos para redes sociales

Los subtítulos en vídeos corporativos

Las presentaciones audiovisuales corporativas tienen una mayor tasa de interacción y visualización cuando llevan subtítulos integrados que se reproducen automáticamente. Los subtítulos mejoran la comprensión y ayudan a la transmisión clara de los valores de la empresa en un entorno profesional. Así, los empleados se involucran más porque se sienten parte de la organización.

Por otro lado, cuando se trata de comunicar mensajes o directivas internas, los receptores deben entender sin ambages el sentido de la presentación, especialmente cuando la organización opera a nivel internacional. En tal caso, además de ayudar a las personas a entender el mensaje, los subtítulos le abren paso al vídeo a cualquier ámbito organizativo.

En definitiva, los vídeos con subtítulos conectan mejor con la audiencia y permiten la comprensión del contenido por parte de personas de otros países. También mejoran la tasa de interacción y la predisposición del receptor a visualizar un recurso audiovisual hasta el final.

Cómo poner subtítulos a un vídeo

Actualmente existen multitud de herramientas que permiten añadir subtítulos a vídeos para redes sociales, pero su eficacia está lejos de ser perfecta. Errores de traducción y sincronización, palabras que quedan sin traducir y otros problemas similares, provocan que esta opción no sea eficaz para los que busquen una subtitulación profesional para sus vídeos.

Aun así, es una opción muy válida para usuarios de redes sociales que no necesitan dar una imagen profesional y sólo buscan entretener a sus seguidores. Estas herramientas gratuitas y de pago permiten salir del paso añadiendo subtítulos manualmente y pueden encontrarse a un sólo clic en Google. También existe la opción de usar un programa de edición de vídeo para añadir subtítulos manualmente, pero el trabajo será lente y complicado.

Sin embargo, si estás pensando en poner subtítulos a un vídeo de manera profesional, lo mejor es contar con una empresa de traducción. Un traductor experto podrá preparar subtítulos para vídeos de redes sociales o para el ámbito corporativo, ayudando a mejorar la imagen de marca y la interacción de posibles clientes o empleados. Ofrecemos un resultado de máxima calidad en un tiempo mínimo.

Videollamada online | Empresa de traducciónErrores de traduccion en publicidad