In Blog de Traducción

Traducir páginas web es más importante de lo que se suele pensar. Aunque muchos webmaster no lo saben, los buscadores penalizan el contenido duplicado, en el cual puede caer una página con una traducción deficiente o no profesional.

Veámoslo en profundidad:

Un pilar para el SEO

En la actualidad, la competición por alcanzar el primer puesto en los buscadores es feroz. Construir una página bien pulida para el SEO (search engine optimization) es la base para progresar en la lista.

Conseguir una buena optimización pasa por tener en cuenta diferentes factores, de entre los cuales destaca evitar a toda costa el contenido duplicado en una web. Debido a las propias características de internet, caer en este error es mucho más simple de lo que parece.

La red de redes ofrece un mercado global en el que vender todo tipo de productos. Así, una empresa o negocio con vocación para el comercio internacional necesitará una página web multilingüe. Traducirla a los idiomas más importantes es vital para llegar cada vez a más clientes. Un buen ejemplo de esto es el mercado chino, cuyos compradores valoran que se les hable en su mismo idioma y no en inglés. Por eso, es fundamental contar con traducciones al chino en todas las páginas que quieran llegar a ese mercado.

Sin embargo, en las páginas multilingües, es muy sencillo crear contenido duplicado. Una mala traducción, hecha por aficionados o por traductores automáticos lo único que consigue es repetir el mismo texto en varios idiomas.

Esto no pasa por alto para los bots que revisan las páginas y las indexan en una posición u otra. Una página que posea contenido duplicado se verá penalizada de forma considerable, algo que lastrará cualquier intento de posicionar lo más alto posible en Google y otros buscadores.

Razones para contar con una traducción profesional

Contar con traductores web a múltiples idiomas permite llegar a más público, pero es necesario contar con expertos profesionales en traducción SEO. Cualquier contenido duplicado, aunque sea un simple enlace, penalizará en gran medida la posición de la página.

Para empezar, los traductores titulados garantizan un trabajo preciso, pulido y adaptado a las necesidades de cada texto. Utilizar un traductor automático solo consigue una transcripción directa, la cual es antinatural y presenta todo tipo de inexactitudes. Por contra, un profesional entenderá el sentido del texto y de las expresiones que aparecer en él, lo que mejorará la calidad y la comprensión en cualquier idioma.

Otro aspecto a tener en cuenta, el más importante, es la eliminación de la posibilidad de crear contenido duplicado por error. Al no realizar una traducción literal, se evita esta circunstancia.

El texto seguirá hablando de lo mismo, por lo que el mensaje permanecerá intacto, pero será lo suficientemente distinto como para no considerarse contenido duplicado. Al no haber, por ejemplo, expresiones repetidas en dos idiomas, no se detectarán problemas de duplicidad.

Traducir páginas web: un aspecto fundamental para las empresas

También es importante la mejora de la imagen de la empresa. En este caso, las personas son las que se dan cuenta de que la traducción es de baja calidad, lo cual lastra la visión que tienen de la compañía.

Además, una mala traducción o una automática llevan a errores absurdos o a malentendidos. Estos problemas quedan solventados gracias al trabajo de una agencia de traducción online. Así, los clientes, sin importar el lugar de procedencia, verán que la marca cuida este aspecto para comunicarse con ellos desde el principio.

Por último, se consiguen unos mejores links y palabras clave, aspectos que también contribuyen a mejorar el SEO on page. Estos estarán adaptados a las necesidades específicas de cada idioma, cosa que mejora la calidad de la optimización. Al fin y al cabo, se trata de ofrecer una buena traducción tanto a los bots de los buscadores como a los lectores.

Traducciones al aleman | Online TraductoresTraducir redes sociales | Online Traductores
Abrir chat