In Blog de Traducción

Una buena empresa de traducción debe ofrecer a sus clientes una alta calidad en los textos, pero esto normalmente no es suficiente, pues el cliente requiere que la traducción se realice en un corto plazo de tiempo. Por tanto, para proveer un servicio que resulte atractivo es igual de importante la calidad a la hora de traducir como el tiempo que se emplee y el trato directo con el cliente para ajustarse lo máximo posible a sus necesidades.

Por qué contar con una agencia de traducción profesional

Una traducción de calidad no puede ser realizada por cualquier persona, pues requiere de unos conocimientos y una formación al alcance únicamente de traductores profesionales.

Por ello, aquellas empresas o particulares que realmente necesiten un trabajo perfecto deben prescindir de traductores online y buscar una agencia de traducción con experiencia y, a ser posible, que cuente en su plantilla con traductores nativos.

Está demostrado que los nativos son capaces de realizar traducciones más ajustadas a su idioma que las personas que aprendieron el lenguaje de manera posterior.

Qué más ventajas tiene trabajar con traductores profesionales y nativos

Además de la calidad de la traducción, otro de los beneficios que tiene contar con una agencia de traducción profesional es el compromiso que adquiere con el cliente de entregar el trabajo en un tiempo determinado. Generalmente, cuanto menor sea el plazo de entrega de la traducción, mayor es la satisfacción del cliente por tener más tiempo para actuar.

Son muchos los servicios que requieren de una traducción en un corto periodo de tiempo. Por poner un ejemplo sencillo, la interpretación de llamadas telefónicas tiene que ser prácticamente automática, de manera que el ritmo de la conversación fluya con facilidad y se pueda desarrollar una conversación productiva para ambas partes.

En estos casos, el lenguaje requerido no es tan profundo y detallado como en el escrito, pero requiere un mayor esfuerzo mental por parte del traductor para interpretar la información. Es en estos casos donde los traductores nativos cobran más importancia.

Rapidez en los trabajos en nuestra Empresa de Traducción

Pero no es solo en la comunicación oral donde los clientes demandan velocidad en la entrega del contenido traducido. En el caso de los textos escritos también es importante que el proceso de traducción de un idioma a otro sea lo más reducido posible, de manera que la diferencia de lenguaje no influya negativamente en las actividades del cliente.

Por ejemplo, los textos técnicos que tratan sobre un proyecto que se está llevando a cabo en el momento de la traducción, requieren que la información sea entendida por el destinatario en el menor tiempo posible para que pueda aportar una solución.

Sucede exactamente lo mismo con los textos legales, donde conocer el contenido de una sentencia o realizar traducciones juradas, para lo que se necesita una licencia especial concedida por el Ministerio de Justicia, debe tardar el menor tiempo posible para que no afecte al curso del proceso legal.

Traducciones juradas en tiempo record

Pero la celeridad en la entrega no debe limitarse únicamente a los textos urgentes. Hay otro tipo de traducciones que quizás no necesiten ser terminadas en 24 o 48 horas, pero eso no debe ser impedimento para que la agencia de traducción realice el servicio en el menor tiempo posible para la comodidad del cliente, ya sean páginas web, anuncios publicitarios o incluso contenidos audiovisuales.

Por tanto, a la hora de contratar a una empresa de traducción hay que tener muy en cuenta el plazo en el que pueden llevar a cabo el trabajo. Habitualmente, los traductores profesionales son aquellos capaces de ofrecer una alta calidad en un corto periodo de tiempo, y esto hace que sean los más demandados tanto por empresas como por particulares.

Traducciones juradas en trámites para inmigrantescuentas anuales | Servicios de traducción
Abrir chat